Benditos 10 años

Guauuu estamos el último trimestre del año, quien diría que ya han pasado 10 meses de 2018 no?? Y seguro para muchos también es el mes de más trajín donde se quieren cerrar muchas cosas y empezar a planificar el próximo año.

También para mi este mes se cumplen 10 años que acabé mi beca en Viseu, Portugal (una de mis mejores experiencias en la vida y a los que todos los estudiante recomiendo… ¡¡hacer una estancia fuera!!) y… 10 años que vine a Madrid, aunque yo venia para un tiempo y mira por donde ya llevo una década que ha pasado en un abrir y cerrar de ojos.

Me acuerdo llegué sin conocer a nadie y me alojaba con una peculiar familia en la zona de Parque Berlín cerca de mi oficina; fue muy divertido y me hicieron sentir un poco más como en casa. Luego me mude a vivir con otra chica y también fue una genial experiencia con la que a pesar de las vueltas de la vida guardo un buen contacto.

Fueron meses un poco difíciles, llegar a una ciudad donde todo se cuadruplica: tiempo, distancias, gastos, vida más “agresiva”… todo se hace un poquito más complicado pero que sin duda te acoge rápidamente. Mi primer trabajo en Madrid (anteriormente trabajé otros dos años en mi ciudad, Valladolid) fue en una multinacional del sector IT (Wetscon) como Brand Manager, pasé 5 años en los que como siempre aprendí mucho en lo profesional y también en lo personal (muy importante para manejar también las relaciones laborales)

En 2013 empecé un nuevo rumbo profesional y un considerable reto en el que estaba al frente como directora de Marketing: una start up que nacía desde cero conmigo y los socios en un mercado con una competencia muy asentada y con un servicio muy muy complejo… OMG células madre!! ¿qué es eso?

Pasaba de un trabajo “sencillo”, una compañía sólida, unas comodidades de horarios, distancias, etc para embarcarme en algo que para algunos puede generar cierta inestabilidad y que os diría ¡no me arrepiento! A veces (siempre barajando la situación personal que tenga cada uno) hay que obligarse a salir de su zona de confort, arriesgarse… porque bajo mi opinión uno gana más que lo que pierde.

Ya llevo 5 años en Bio-Cord, y estoy muy orgullosa de haber logrado posicionar una marca y un servicio como comentaba es este… algo intangible, a un precio quizás considerado “lujo”, una marca que ni perri conocía. Tenemos acuerdos con las compañías de salud, eso no todo el mundo logra le abran las puertas, las búsquedas por marca han crecido notablemente año por año, las conversiones de leads por web son del 30% (ojo que no es un producto de compra impulsiva necesita meditación, comparación opiniones, una explicación extensa del servicio… entran muchas variables que uno no puede controlar y es un proceso largo) tenemos cerca de 60.000 visitas únicas a web en lo que llevamos de 2018 (el 45% procede de orgánico). Y en las encuestas de satisfacción a nuestros el 95% nos recomendaría y para el 40% hemos sido su única opción consultada para conservar las células de sus hijos.

Estos son algunos datos que puedo compartir con vosotros y que hacen que pueda estar más que satisfecha por supuesto por lo logrado a nivel individual pero también esto es un trabajo en equipo. También hemos vivido momentos complejos en los que nos hemos sabido reponer y hacer más fuertes y en lo que la palabra persona (más que empleado) toma mucho más sentido.

Al ser una compañía pequeña también tienes un perfil muy amplio de funciones y una visión muy completa, con un trato muy cercano con la dirección; evidentemente la empresa perfecta no existe en ningún sitio (o si??), siempre vamos a tener algo en desacuerdo, pero poniéndolo en la balanza estoy contenta y orgullosa.

Por otra parte en estos 10 años he podido ir formándome, no sin un gran esfuerzo personal y económico. Los profesionales seamos del sector que seamos no podemos nunca bajar la guardia y debemos estar continuamente actualizados y en marketing esto se multiplica por 10, porque las tendencias de este año o el programa que manejas mañana ya están obsoletas.

Si echo la vista atrás no cambio nada, aunque haya tenido momentos buenos o menos buenos, todo te enriquece y ayuda a ser mejor en tu puesto de trabajo y en tu vida. Benditos 10 años, bendito trabajo, benditas vivencias!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s