Love brand

Con motivo de una semana muy “love” y muy señalada en ventas para algunas marcas he pensado enfocar la temática del post en como hacer que nuestros clientes se enamoren (algo que podemos aplicar a negocios tanto B2B como B2C).

El punto de partida en toda relación para enamorarse, además de que haya una chispita de atracción también es conocerse el uno al otro y para ello escucharse. Según datos recibimos 3.500 impactos publicitarios cada día pero realmente ¿cuantos logramos recordar?

El consumidor está pidiendo menos cantidad y más calidad, pero muchas marcas no saben escuchar al consumidor ni interpretar lo que realmente quiere.

rkg-purchase-funnelAhora, más que nunca recurrimos a nuestros dispositivos no solo para entretenernos o comunicarnos también para buscar o comprar y esperamos conseguir respuestas de calidad y rápidas. Esos momentos del funnel, son cruciales para las marcas, porque es cuando se toman las decisiones y se determinan las preferencias. 

El 80% de la  decisión de compra se hace de forma irracional, por lo tanto reforzar los vínculos emocionales con los consumidores logra no solo que compren más, sino que se conviertan en brand lover haciéndole sentir que la marca le pertenece a él, generandole confianza, apego y que sus expectativas sean cumplidas.

Por tanto, dentro de la estrategia de marketing es fundamental realizar esfuerzos que permitan otorgar a la marca valores emocionales y transmitirlas al cliente, antes, durante y después de la compra.

Las marcas deben influir en esa experiencia y en la percepción que el consumidor tiene de ella. Intentar que en la mente del consumidor se asocien temas positivos con la experiencia de marca.

Podemos pensar que marcas reconocidas lo tienen más fácil que las nuevas pero no lo es… en ambos casos además de definir una estrategia, se necesita de persistencia, innovación y generar nuevas experiencias.

Conectamos con las marcas a nivel neuronal en tres niveles: racional, emocional e instintivo, aquí entra en juego el neuromarketing… Dependiendo del grado con el que la marca satisfaga cada uno de esos niveles del cerebro, la afinidad que tengamos con ella y las ganas de comprar sus productos o servicios serán mayores.

three-brains-static

Por ejemplo, os pongo un caso personal, una marca que me tiene enamorada es Rituals (ojo que no me pagan por hacerles publi pero es que lo hacen muy bien y me han enamorado) entro en una de sus tiendas y me encanta por como lo tienen todo colocado, la tranquilidad y sosiego que respiro, los olores, el ambiente, las luces, la atención… decido probar un nuevo producto, puedo testarlo ello y a veces te dan una pequeña muestra para que lo pruebes en casa.

El proceso que llevaré antes de tomar la decisión de comprarme una crema, perfume o jabón:  primero es, una llamada emocional, después un debate con nuestra parte instintiva (es bueno este jabón, los otros que tengo se acabarán, me encanta su olor y tacto..), después miro el precio y lo volvemos racional (¿es un capricho? ¿de verdad lo necesito? ¿puedo mirar otras opciones de otras marcas?). Sin embargo, los aspectos emocionales en ocasiones pueden generar ciertos impulsos no controlados por los cuales, el comprador en este caso yo… finalmente decido adquirido aunque en ese preciso momento no lo necesite pero es un producto que sé que lo voy a disfrutar,y además me hago follower en sus redes, participo en sus concursos, me suscribo a su newsletter y la leo porque tiene temas que me interesan, algunas promociones especiales, entro a su web y está perfectamente estructurada, pensada, cuidada … y me descargo su app con la que puedo hacer unos ejercicios de relajación, enviar una video tarjeta regalo personalizada a una amiga…sus contenidos, estilo cuidado, calidad del producto, comunicación que recibo me gustan y satisfacen y hace que se la recomiende a mis amistades…. esta marca me ha hecho que sea su lover y embajadora porque saben impactarme y continuar enamorándome.

Esta relación puede perdurar en el tiempo pero sólo si la marca la sigue manteniendo, innovando y cuidando, porque los clientes a veces podemos ser infieles y estar tentados por otras marcas; según un estudio de www.bondbrandloyalty.com 6 de cada 10 millenials tlr_reportspagebanner-ev2serían infieles a su marca si consiguen mas ventajas en otras, pero también indica que el 57% admite una relación activa y constante con su marca, por tanto para la marca es básico mantener y cuidar el flujo de comunicación sin bajar la guardia para que el cliente mantenga el nivel de interés en su marca.

Finalizo con esta interesante infografía de visualistan.com

bxw5k0m

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s