Impresión 3d en salud

Y una de las revoluciones en medicina llegó con las impresoras 3D, ese aparato que, por un precio cada vez más asumible, pone al alcance del público general la fabricación desde replicas de casco de Darth Vader a incluso casas.

Pero las impresoras 3D van más allá y también permiten construir prótesis, órganos e incluso venas artificiales o reconstrucción de huesos.

Leyendo historias sobre impresión en 3D llegué a esta de Mick Ebeling, en la web de tendencias Yorokubu, este un cineasta y productor de California que con sus ganas e iniciativa puso en marcha un proyecto llamado Not Impossible, para mejorar la vida de habitantes del sur de Sudán que habían perdido por motivo de la guerra extremidades de su cuerpo.  Su idea era iniciar un proyecto que permitiese a los afectados fabricar sus propios miembros protésicos.

Gracias Not Impossible el 11 de noviembre de 2013, por primera vez en dos años, Daniel pudo volver a comer por sus propios medios.

En 2010 Ebeling presentó Eyewriter, unas gafas que permitían escribir y comunicarse a tetrapléjicos empleando únicamente el movimiento de sus ojos.

Not Impossible permite soluciones DIY basadas ​​en tecnología para facilitar la vida a gente que lo necesita en el mundo. Más información sobre las actividades de esta organización en notimpossible.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s